¿Sabías que la traducción de chupete en inglés es “pacifier”? El tema del chupete es bastante controvertido. Los hay fieles defensores y los que lo desaconsejan por encima de todo. Como no todo es blanco o negro, el uso del chupete también tiene su parte positiva y su parte negativa.

Lo positivo

Los bebés no siempre succionan por hambre. Existe la llamada succión no nutritiva, cuando un bebé succiona sin intención de comer. Si le das el pecho, notarás que no siempre succiona igual. Este reflejo de succión muchas veces les tranquiliza.

Aún no hay claras conclusiones al respecto, pero sí está demostrado que disminuye la Muerte Súbita del Lactante, sobre todo durante el sueño.

La parte negativa

Si se usa más allá del año puede haber problemas en el lenguaje, claro que no es concluyente. Si supera los tres años, puede derivar en problemas dentales.

Cuando se unta en azúcar o similares. En los 80 era muy común la leche condensada. Esto tiene una doble problemática. Una es la dentadura, dado que hay mayor riesgo de caries. La otra es la sobrealimentación. Si consultas con el pediatra, te dirá que le des yogures naturales y sin azúcar. L@s niñ@s no necesitan azúcar. Al contrario, a much@s les altera.

Hay estudios que demuestran la relación entre el chupete y un destete prematuro. Cuando succiona el chupete, aunque sea una succión no nutritiva, no está estimulando el pecho. Por tanto poco a poco va disminuyendo la cantidad de leche que producen las mamas.

Recomendaciones

La Asociación Española de Pediatría, aconseja evitar el chupete durante el primer mes si alimentas a pecho, o mientras la lactancia no esté establecida. Debido a la diferencia de succión puede confundir al bebé y provocar que no succione correctamente el pecho o incluso heridas en el pezón.

También recomiendan limitar su uso a determinadas situaciones, como puede ser dormir o calmar el dolor o el llanto, sobre todo en lactancia artificial.

Para evitar un destete prematuro, sea succión nutritiva o no nutritiva, dale pecho siempre que puedas. La sociedad te dirá que te pasas el día con la teta fuera, o que te usa de chupete. Per si realmente eso es lo que quieres, no hagas caso de las malas lenguas.

Mi experiencia

He tenido dos hijos y los dos han usado chupete. La mayor lo usó hasta los tres años. El pequeño tiene actualmente 20 meses y aún lo lleva.

A todo lo dicho anteriormente, tengo que añadir varias cosas:

El destete prematuro se ha dado en ambos casos. Los dos tomaron pecho hasta los 6 meses, pero no en exclusiva. Realmente no sé si se debe al chupete, a la conciliación laboral, o a que a los 4-5 meses comenzamos con cereales y demás alimentos. Pero lo cierto es que a los 7 meses yo ya no producía leche.

Otro punto que quería comentar es el lenguaje. En algún sitio he leído que si se usa a partir del año puede llevar a problemas en el lenguaje. Como ya he dicho antes, no me parece concluyente, en mi caso no es así. Cuando un bebé quiere hablar va a hablar hasta debajo del agua. Cada bebé lleva su ritmo también en el lenguaje y no tiene porqué frenarle que tenga o no el chupete en la boca. De todas formas, yo sí que evito dárselo a todas horas para fomentar que hable más fácil y se oiga sin el chupete. Me parece que si dice lo mismo que yo se motiva a seguir haciéndolo.

Con mi niña mayor lo usábamos como botón de OFF. Siempre ha sido muy movida, subiendo y bajando por todos los lados, y era muy difícil hacerla dormir, por ejemplo. Sin embargo se ponía el chupete y era como las muñecas a pilas cuando las apagas.

Y por raro que parezca, para mi lo difícil no es dejarlo, sino cogerlo. Mi hija mayor no era capaz de mantenerlo en la boca más de 3 segundos seguidos. Mucha gente critica este tipo de actos, pero estuvimos intentando ponerle el chupete desde el primer mes, y nos costó casi otro mes que lo usara correctamente. El pequeño ya salió de la incubadora con el chupete puesto, así que no tuvimos ese problema.

Qué chupetes

Desde que descubrí Tutete.com no compro ni regalo otros. Para mí son perfectos por su originalidad y personalización. Recuerdo en el primer embarazo que todo el mundo me preguntaba… ¿es niño o niña? o… ¿cómo se va a llamar? Fue entonces cuando descubrí los chupetes personalizados. Y maté dos pájaros de un tiro. Tienen diferentes tetinas, para diferentes edades, y por supuesto gran variedad de colores y personalización. ¿Te imaginas el nombre de tu bebé en un chupete?

Categorías: Bebés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies