¡Ya tiene el tamaño de una uva! Mide unos dos centímetros y medio.

El extremo de la nariz se ha desarrollado y puede notarse un perfil. La piel suelta que cubre los ojos ha comenzado a formar los párpados que se definirán más en las próximas semanas.

La cola al final de la espalda desaparece: tu bebé va pareciendo cada vez más un ser humano.

A medida que los músculos y su sistema nervioso se van desarrollando, ya puede empezar a moverse aunque lo haga de forma involuntaria.

Anterior: Semana 8 Siguiente: Semana 10

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies