Aunque no suceden todos a la vez, suele haber algún síntoma que te dé una pista de tu estado: El más evidente es la falta del periodo menstrual, pero hay otros como cansancio, hinchazón, ganas más frecuentes de orinar, cambios en el estado de ánimo, náuseas, calambres abdominales o sensibilidad en los senos. Mientras, tu bebé sigue su curso: mide 4-5 mm de largo y ya empiezan a desarrollarse un sistema circulatorio y un corazón que late, ambos muy básicos.

Anterior: Semana 4 Siguiente: Semana 6

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies