El óvulo fecundado, mientras pasa por un proceso de división celular, viaja hasta útero y se adhiere a su pared, también llamada endometrio, que proporcionará nutrientes al bebé. Esta adhesión se denomina implantación. Puede producir un leve sangrado que, aunque no sea muy abundante, sí que puede confundirse con la regla, que te debería venir esta semana si no estuvieras embarazada.

Anterior: Semana 3 Siguiente: Semana 5

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies