Llega el momento mágico de la fecundación. El espermatozoide llega a la trompa de Falopio donde el óvulo está esperando a ser fecundado, y aportan cada uno sus 23 cromosomas. Aún queda mucho para saber el sexo del bebé, pero se determina en este primer momento: De los 46 cromosomas que forman el material genético del bebé, solamente dos determinan su sexo. El óvulo contiene un cromosoma sexual X y los espermatozoides pueden tener un cromosoma sexual X o Y. Si el espermatozoide que fecunda tu óvulo contiene un cromosoma X, será niña y si contiene uno Y, el bebé será un niño.

Anterior: Semana 2 Siguiente: Semana 4

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies