Estos tres primeros meses son los de más cambio para tu cuerpo. De pronto hay algo más de lo que cuidar, y seguramente notarás que tus defensas ya no trabajan sólo para ti. Tu cuerpo, además de bombear sangre para ti, tiene que trabajar por partida doble, y eso hará que te sientas mucho más cansada. Además, la explosión hormonal a la que estás sometida puede producirte nauseas, malestar… En la mayoría de los casos los síntomas aparecen más o menos al mes, y suelen durar hasta los 3 o 4 meses.

Cuando confirmes la noticia, tienes que pedir cita con tu matrona, y ella te va guiando de médico en médico y de prueba en prueba. La primera visita con la matrona es bastante larga (reserva una hora para ello), ya que te preguntará un poco de todo sobre tu salud, la del padre de tu bebé y antecedentes de ambos, además de darte consejos, aclarar dudas y planificar próximas visitas y pruebas. La más importante del primer trimestre es el análisis de sangre que te harán rondando la semana 10, que sirve, entre otras muchas cosas, para descartar anomalías cromosómicas del bebé.

¿Quieres saber cómo avanza tu bebé semana a semana?

Semana 1 Semana 2 Semana 3 Semana 4
Semana 5 Semana 6 Semana 7 Semana 8
Semana 9 Semana 10 Semana 11 Semana 12

 

Siguiente: Segundo trimestre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies