Cuando a un bebé le sale un diente sufre mucho. Muchas veces hemos oído que ese dolor muchos adultos no lo soportaríamos. Lo peor es cuando le rompe la encía. Cada niño lo sufre a su manera. Los míos no han sido de echar muchas babas, pero se les irritaba mucho el culo, y casi siempre les daba fiebre.

Mordedor Panda de Tutete.com

Pese a que la peor parte es la última, el proceso comienza antes. Alrededor de los 4 meses muchos empiezan a babear y a meterse todo a la boca. Esto no siempre implica que ya estén en esa fase, pero no está de más que comiencen a familiarizarse con los mordedores.

Cuándo sale el primer diente

Generalmente, el primer diente suele salir a los 7 meses aproximadamente. Hay bebés que con 6 meses ya lo tienen, hay otros que siguen sin dientes para su primera tarta. Y en contra de la creencia popular, los primeros en salir suelen ser los de abajo.

Curiosidades aparte, a partir de los 4-5 meses es útil tener un mordedor a mano. Hay quien habla de rabia, hay quien lo desaconseja porque dice que se hacen más daño… Yo, sobre todo con la primera, los usé bastante.

Diferentes tipos y materiales

Hay una gran variedad de mordedores en el mercado. Los más conocidos son los de toda la vida, que son de silicona y tienen un círculo en medio con líquido dentro. Son muy útiles porque se pueden meter en el frigorífico. El frío ayuda a calmar el dolor y la hinchazón de la encía. Para mí son los más útiles.

También están los de madera, que son más naturales pero no se pueden refrigerar.

Otros que también están muy de moda son los collares, que se los pone la madre, que el bebé usa cuando está en brazos.

Yo tenía mis dudas con estos. Nunca estaba el bebé tanto en brazos, y cuando lo estaba, solía engancharse al pecho, pero lo cierto es que acabé sacándole partido. Y me daba miedo dejárselo al bebé solo por miedo a que se ahogara con la cadena, pero viene bien.

Cuando son pequeñitos, porque aprovechas cualquier ocasión para tenerlo en brazos, y cuando es más mayor porque se entretiene en morderlo y jugar con él. Para mí era un imprescindible en la bolsa de paseo. Yo lo usaba en la calle porque tampoco se refrigeraba.

Hay collares incluso personalizables. Tú te haces el collar como te venga en gana.

Pero sin duda, si hay un mordedor que merece la pena, es en el que puedes meter alimentos. A partir de los 4-5 meses ya puedes ir introduciendo alimentos en la dieta de tu bebé. Qué mejor que dárselos en trozo para que además, le pueda calmar el dolor de las encías? A mi me pilló en verano, cuando hay más variedad de fruta, pero un trozo de manzana o pera bien fresquita le hará bien.

Hay incluso mordedores con formas de fruta y verdura. Yo no los he probado personalmente pero tienen muy buena acogida.

En Tutete son expertos en innovar y personalizar, seguro que te sorprenden. Visita su sección de mordedores aquí.

Categorías: BebésLactancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies