Ya son varias las madres a las que les he oído sufrir por las irritaciones de su bebé.

A veces nos esforzamos en limpiarle bien el culito, con agua tibia, evitando las toallitas, echándole crema hidratante… Pero por mucho que lo intentemos es tan sensible que se irrita con mucha facilidad.

Porque la marca de pañales no le hace bien, porque tiene mucho pis o ha hecho caca y no te has dado cuenta… son muchas las razones por las que su culito se puede poner rojo sin que puedas evitarlo.

En el caso de mis peques eran los dientes. Cada vez que a alguno de mis hijos les salía un diente nuevo el culito se les ponía en carne viva. Y cómo no, probamos de todo.

Cremas hidratantes

Con la primera usamos Mustela, que de diario tras el baño le iba muy bien pero para este tipo de irritaciones no nos sirvió de mucho.

Con el segundo nos regalaron un lote de Weleda que incluía cremita de pañal con caléndula. Y poco más o menos lo mismo, tras el baño le iba muy bien, y para irritaciones concretas también. Mi niño es de piel muy seca y reconozco que estos productos de caléndula le funcionaron bien en el día a día. Pero cuando era cosa de dientes era muy distinto.

Extra hidratantes

Me hablaron de cremas extra hidratantes. Probamos una de Mary Kay a base de cera de abejas que uso yo para quemaduras y heridas, y algo mejor que las otras le fue, pero no del todo, la curación iba más lenta de lo que mi paciencia pudo esperar.

Remedios caseros

Dicen que aceite de almendras es muy bien en casos de falta de hidratación localizada. También el de coco o el de oliva porque hidratan muy bien, Otros remedios caseros como la maicena, usada a modo de polvos de talco también funciona en muchos bebés.

Cremas al agua

Pero a mis niños nada de eso les funcionó. La pediatra me recomendó pastas al agua, que también probamos unas cuantas.

Pero una madre en el parque me recomendó Eryplast. La compramos por probar, sin demasiada fe, pero lo ciertos es que fue todo un descubrimiento. En el siguiente cambio de pañal toda esa irritación se calmó tanto que yo la recomiendo encarecidamente. Desde entonces la tengo en todas partes: en el bolso del niño, en la guarde, en casa de mi madre, y cómo no, en casa. No la uso siempre, pero al más mínimo indicio de irritación en el culito, echo mano de Eryplast.

Y tú.. ¿qué te funciona mejor para el culito irritado de tu bebé? Cuéntanoslo en los comentarios.

Categorías: Bebés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies