El tercer día en el hospital volverán a pasar los pediatras, ginecólogos y enfermeras, para, si todo está bien, daros el alta. Al bebé aún le queda una última ronda de pruebas, como la del talón o la del oído. A ti te darán un taco de papeles para el registro civil, seguridad social, etc. Desayuna fuerte antes de hacer las maletas. Seguro que has elegido minuciosamente la ropita con la que vestirás a tu bebé para ir a casa, pues ¡ahora es el momento! No olvides el gorrito, los bebés mantienen el calor corporal por la cabeza. Además, ¡son tan graciosos! En cuanto a ti, la ropa premamá aún la puedes usar, ya que tu vientre todavía tardará unos meses en volver a la normalidad.

Después de salir del hospital, tienes que acudir a tu centro de salud para que os asignen un pediatra y te den la primera cita, e irá controlando a tu bebé generalmente cada mes hasta los 9, salvo que no haya pasado la barrera de los 3 kg de peso, en cuyo caso deberás llevarlo a pesar cada dos días. Parece una barrera fácil, pero cuando nacen prematuros es toda una odisea. Mi hijo tardó un mes entero!

Es probable que te informe sobre el calendario vacunal, y te de información sobre cuidados y demás. Vete apuntando las dudas que te van surgiendo entre visitas, porque serán muchas y algunas se te acaban olvidando.

La primera semana en casa

Al principio es duro. Lo siento. Si alguien te dice lo contrario, miente. No te lo digo para asustarte, sino para darte unas expectativas realistas. Pero piensa que sólo es una semana, más o menos. Después de los primeros días, las cosas mejoran MUY rápido. De verdad.

Todo es nuevo para ti. Los bebés lloran y al principio no sabrás por qué. Conocer a las personas requiere tiempo y con tu bebé no va a ser distinto. Durante esta primera semana (o dos), es muy importante tener seres queridos que te ayuden. Tu pareja es genial, pero seamos sinceros, es tan novato como tú. Te recomiendo que te apoyes en tu madre, hermana o en una buena amiga, preferiblemente alguien que ya haya pasado por esto antes. A menos que todas las personas antes mencionadas te vuelvan loca, no vayas sola.

Acepta la ayuda de tu gente, pero no permitas que invadan tu casa. Y tampoco permitas que te bombardeen con su experiencia, tú eres primeriza pero tu instinto también tiene qué decir.

 

Siguiente: Recuperación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies