Tu bebé mide aproximadamente 35 cm. Hay grasa acumulada en sus mejillas y los poderosos músculos para succionar ayudan a que su cara se vea rellena.

A partir de ahora puedes sentir que el bebé se ha encajado en la pelvis preparándose para el parto.

Anterior: Semana 35 Siguiente: Semana 37

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies