Esta semana es posible que, si no se ha dado ya la vuelta para colocarse en posición cefálica, lo haga o empiece a “pensar” en hacerlo. Ahora todavía puede, pero en unas semanas su tamaño le dificultará más el giro. Un consejo: Acupuntura.

Tu bebé puede oír, sentir y ver. Los ojos ya detectan la luz y las pupilas se pueden contraer o dilatar como respuesta a esa luz.

Anterior: Semana 32 Siguiente: Semana 34

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies