Tu bebé pesa 1.400 gramos aproximadamente, mide unos 27 centímetros de la coronilla al cóccix y continúa aumentando de peso y generando más capas de grasa.

Los huesos ya están desarrollados pero aún son blandos y flexibles. Para dotarles de firmeza, el bebé comienza a almacenar hierro, calcio y fósforo.

Ya puede diferenciar entre sabores dulces y salados. Su sistema respiratorio sigue madurando, y como consecuencia tendrá hipo, que notarás como movimientos rítmicos.

Anterior: Semana 29 Siguiente: Semana 31

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies