La médula ósea comienza a producir células sanguíneas, y los intestinos empiezan a absorber cantidades pequeñas de azúcar del líquido que traga. Estas pequeñas cantidades de azúcar pasan al intestino grueso a través del sistema digestivo. Sin embargo, todos los nutrientes de tu bebé siguen proviniendo de ti, a través de la placenta.

Anterior: Semana 20 Siguiente: Semana 22

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies