Los movimientos del bebé, por lo general se empiezan a notar entre las semanas 18 y 20. ¿Lo has notado? Estos primeros movimientos parecen movimientos en el estómago o intestinos.

Los ojos se siguen formando. En este momento, mira hacia adelante en vez de hacia los costados y es posible que las retinas puedan detectar los rayos de luz de una linterna si apunta hacia el abdomen.

El corazón, que va madurando, está dividido por las dos aurículas y los dos ventrículos. Las aurículas están aún comunicadas entre sí, pasando sangre de la derecha a la izquierda por el llamado foramen oval, como medida para prevenir el paso de sangre a los pulmones. Cuando tenga que empezar a utilizarlos (en el momento en que nace empieza a respirar), ese agujero se cierra.

Anterior: Semana 17 Siguiente: Semana 19

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies