Los recién nacidos tienen el estómago muy pequeño. La cantidad de leche que toma tu bebé es proporcional a su tamaño, y va aumentando a medida que va creciendo. Los pediatras recomiendan dar a demanda los primeros meses, sobre todo si se alimenta con leche materna. Si hay que poner un intervalo, más o menos cada 3 horas. Mi segundo hijo nació pequeño, con algo menos de 2,5 kg y tenía que darle el pecho cada 3 horas. Incluso debía despertarlo de noche para que comiera, al menos hasta alcanzar la barrera de los 3 kg.

Los primeros meses, después comer regurgitará. Es algo normal y suele ser poca cantidad, normalmente, debido a que ha tomado más leche de la que debe.

Habrá veces que que no se quede satisfech@, sobre todo con leche materna, después de estar un buen rato mamando. Seguro que se quedará dormid@ más de una vez, aunque parezca que come. Puedes hacer el amago de quitarle el pecho o biberón para que siga comiendo. Otro truco suele ser molestarle: hazle cosquillas en los pies o tócale la cara para que no se duerma. Yo solía cambiarles el pañal entre pecho y pecho.

Si le das pecho notarás que no siempre echa aires. Es porque en el pecho no suelen ingerir tanto aire como con el biberón. Si le das biberón, para evitar que ingiera aire, tienes que comprobar que toda la tetina está llena de leche. Ve inclinando el biberón a medida que lo vaya vaciando.

Antes estaba muy de moda dar anises para evitar cólicos, ayudar a echar aires… No es nada aconsejable que los bebés, y más los recién nacidos, tomen nada que no sea leche. Antes de darle nada, consúltalo con su pediatra.

Siguiente: Higiene

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies